Celebramos hoy 8 de marzo de 2019 el Día de la Mujer Trabajadora un año más y, junto a él, se nos vino encima (casi sin avisar) un importantísimo aniversario. En este caso, el más primerísimo primero de todos los que llegarán. El aniversario de nuestra revista favorita. El primer cumpleaños de la revista digital, femenina y ecuatoriana que te acerca a la actualidad, a los viajes, a la cultura y — ahora definitivamente sí — al emprendimiento: Andariega Magazine. Y es que la primera forma en la que queremos celebrar este día tan especial que es el de nuestro primer cumpleaños — además del Día de la Mujer Trabajadora, aunque este es un poco como San Valentín, ¿no?: toda clase de opiniones al respecto en un espectro que va desde «extremadamente significativo» hasta «burla comercial» — es presentándoos nuestra nueva sección sobre emprendimiento, en la que las andariegas de las que entre vosotras sientan el mismo afán emprendedor que sentimos nosotras hace ahora más o menos un año (en realidad bastante más, por obvio, pero que cristalizó justo hace hoy un año). Y la segunda, por supuesto, es celebrando una vez más aquello que a todas nos une… pero quizás aquello que también a todas nos separa. Nuestra identidad. Nuestra perspectiva, sea cual sea ésta, sobre un mismo concepto: el de ser mujer.

Y es que si bien a todas nos una ese mismo concepto que es ser mujer, no todas tenemos la misma concepción en torno a él. Hace un año que esta revista nació sobre la piedra angular de la «representar todas las facetas de la identidad femenina desde todos los ángulos posibles» — por titánica que suene como misión — y desde hace un año tratamos de ser cada vez más amplias en dicha definición cuanto más aprendemos al respecto a medida que más voces escuchamos. Y en ese empeño por mantener tal amplitud y encaminarnos en el cumplimiento de nuestra misión hemos sido testigos de las voces más diversas al respecto de lo que la identidad femenina es o ha de ser — o incluso no ha de ser. Y por mucho que podamos estar en mayor o menor acuerdo — al menos a nivel personal — con algunas de ellas, es francamente maravilloso presenciar la diversidad que también nos separa.

«Busca en lo que nos une, en vez de lo que nos separa».- El Chojin.

El Chojin

Filósofo, rapero, escritor, «Como Se Tiene Que Hacer», «Rap Por Placer»

…dice el hombre con el record mundial de sílabas por minuto.

Pero, ¿y si lo que nos une es también lo que nos separa? Y si en esa separación está la diversidad y en la diversidad, como dice el adagio, está el gusto?

Así que en lugar de tratar de impartir ningún tipo de lecciones sobre lo que consideramos en Andariega Magazine que ser mujer es, no es o debería — o no — ser, decidimos celebrar nuestro cumpleaños, como es de rigor, en compañía de nuestras mejores amigas. Y con las mismas pensamos que sería mejor que todas ellas, mujeres de carne y hueso, andariegas como nosotras mismas, nos contaran al respecto de sí mismas, de su identidad femenina, de su concepto sobre ella y de lo que esta identidad, este concepto de ser mujer, supone para ellas en su día a día.

Y resultó que Gloria, por ejemplo, una actriz española alrededor de los cincuenta a la que nunca verás una mala cara a no ser que sea en lo alto de un escenario — en cuyo caso será la peor de todas (y la más creíble) — y la mejor profesora de interpretación que podrías llegar a tener, dijo esto:

No hay una manera única de sentirme mujer. Aunque, sin duda, la más relevante para mí ha sido el gran privilegio de dar vida. Lo que siento desde la feminidad y como distintivo claro con respecto al hombre es la necesidad de seguir enfrentándome cada día en una lucha continúa para seguir ganando terreno contra la mirada y el dominio de siglos del patriarcado.

Gloria León

Actriz y profesora de Interpretación, desde Málaga, España

Nazareth es más joven y también española. Tiene ahora 33 años y al menos una batalla ganada por cada uno de ellos. Me gustaría que la conocierais porque os enamoraríais de ella. Yo lo hice y no sabéis de qué manera. Hace literalmente la mitad de una vida, que bien podría ser la suya o bien podría ser la mía. Un océano nos separa ahora y hace mucho de aquel verano en el que cada una tomo su rumbo. Ahora trabaja y progresa en su formación especializada como psicóloga clínica en la Ciudad Condal. También piensa en traer al mundo un hijo con esa mujer sobre la que lo que calla dice mucho más de lo que habla. Y eso que hace creo que años que no escucho su voz. No sabéis cuánto me alegro por ella, de verdad. No os haríais una idea ni en mil años intentándolo. Pues esto es lo que alguien como ella opina de ser mujer:

Una pregunta difícil de contestar. Ser mujer tiene que ver con una construcción. No pasa sólo por lo biológico sino por la identificación que vas construyendo y deconstruyendo a lo largo de la vida. Pasa por no tener límite, por poder ser a la vez mujer, hombre, niña, niño y no tener la necesidad de definirse de manera fija.

La otra faceta del ser mujer tiene que ver con el ámbito social. Desde esta mirada, en lugar de ser deberíamos decir «parecer» mujer. Hay algunas características que se asocian a la mujer y que inevitablemente condicionan ese esfuerzo de construcción del que hablaba antes.

Actualmente, ser mujer significa tener miedo a salir sola a la calle. Sentirse vulnerable por tu cuerpo cuando hay distancia entre «lo que es» y «lo que debería ser». Seguir luchando porque situaciones normalizadas, como la clasificación por género, dejen de verse como naturales e intuir que queda mucho tiempo para que cambie. Hacer el esfuerzo por ser parte del masculino plural como genérico.

Ser mujer significa haber pasado por el ser niña y que te pongan falda para estar bonita, oír «sonríe porque estás más guapa» o «compórtate como una señorita» y sentir una punzada en el estómago cuando caminas por la calle y un hombre se te acerca. Nunca puedes estar segura de qué puede pasarte.

Ser mujer significa comenzar la vida con una dificultad añadida a la que tienes que hacer frente que tiene que ver con tu cuerpo y con la pérdida de poder y con el miedo.

¡Ser mujer pasa por seguir en lucha hacia una feminización mundial!

Nazareth Martín

Psicóloga clínica, desde Barcelona, España

En la misma ciudad que vive Nazareth, estudió terapia corporal hace algún tiempo Alinne. Hace un par de años regresó a Ecuador y nos conocimos. Desde entonces guardamos una más que especial amistad. Alinne señala que:

Hay mujeres que aun no sabemos definir qué es ser mujer. Pero lo que sí sé es que mi forma femenina o mi cuerpo femenino químicamente y fisiológicamente es distinto y por lo tanto me da acceso a muchas oportunidades para conocerme mejor y, gracias a mi conocimiento, a funcionar mejor. Antes de entrar en contacto conmigo misma iba por la vida sin saber qué me pasaba. Iba de un día un día ser feliz y sensual a ser completamente miserable un par de días después. Y es que eso de estar loca por ser mujer no tenía sentido para mí.

Alinne de Souza

Terapeuta corporal, desde Quito, Pichincha, Ecuador

María del Mar, colombiana treintañera, recientemente madre por segunda vez, profundamente enamorada del padre de su recién nacida y emigrada a Quito desde su Cali natal piensa que:

La mujer no nace mujer, llega a serlo. Somos todo y nada, ¡el complemento perfecto para todo…en todo! Somos la fuerza con la debilidad y la pureza con la hermosura; somos tan multifacéticas como creativas, somos la costilla del varón, la dulzura y la belleza de las flores y el milagro de Dios, que puede engendrar el milagro de la vida y entregar su luz a otra alma. Lo somos todo… ¡Pero a la vez no somos nada!

María del Mar

Esteticienne, desde Cali, Colombia

Bea ya roza sus treinta. Es actriz y cantante y le encantaría vivir en una California Van de ésas de hace 50 años, en la que poder pasear su melena al viento mientras para en pueblos remotos a deleitar a los viandantes con su voz por la alegría de éstos, con un par de amigos de comparsa rítmica y armónica, carreteras por las que encontrar amor y permitir que el amor le traiga desamor y que el desamor le traiga nuevas canciones, cada vez con más por seguir persiguiendo su destino… siempre que pueda seguir persiguiéndolo a bordo de su deseada California Van. Para ella:

[…] ser mujer significa ser objeto, ser buscada, ser juzgada, tener que ser linda, correcta, buena y frágil, dejarse proteger, saber estar sexy pero no demasiado — «que pareces una guarra». Conseguir un trabajo para ser independiente económicamente a la vez que te ocupas de la casa; salir de noches de chicas y bailar hasta hartarnos, ser creadora de vida, conectar con la tierra y con mis ciclos… y sentirme siempre en continua lucha por mis derechos.

Beatriz Alba

Actriz y cantante, desde Zaragoza, España

¿Quieres seguir conociendo opiniones de otras andariegas al respecto de lo que ser mujer es para ellas?

«Sharp Objects»: mujeres oscuras

«Sharp Objects», una de esas producciones de HBO que quitan el hipo, dirigida por Jean-Marc Vallee; una mirada profunda a la oscuridad femenina.

«The Handmaid’s Tale»: la mujer en la ficción distópica

En «The Handmaid’s Tale» la mujer toma el rol protagonista en este universo de ficción distópica basada en «El Cuento de la Criada», de Margaret Atwood.

Anatomía de Grey

Anatomía de Grey La serie con la que todos los espectadores se han vuelto no solo expertos, sino ¡amantes de la cirugía! Donde...

Distopías femeninas: historias futuristas de mujer a mujer

Las distopías femeninas protagonizadas por heroínas se han catapultado al cine creando una nueva perspectiva femenina al respecto. ¡Conócela!

El invierno viene y… ¿Aún no has visto juego de tronos?

¿Andariega eres uno de los pocos seres humanos de este mundo que aún no ha visto juego de tronos? Este post es para ti,...

La temporada final de Juego de Tronos

A sólo 3 días del comienzo de la temporada final de Juego de Tronos y las teorías siguen creciendo; los «teasers» sólo nos hacen especular.

Game of Thrones: confirmado su primer «spin-off»

El primer spin-off de Game of Thrones ya es una realidad HBO a dado luz verde al rodaje del episodio piloto del primer...

10 signos que te haran saber que te convertiste en «NETFLIADICTA»

Si eres de los que hasta hace unos meses tenía una tranquila y monótona vida esperando que se estrenaran los capítulos de tus...