Terribles fallos en Bohemian Rhapsody

Ayer viernes 2 de noviembre, un día después del agridulce concierto de Shakira en Guayaquil, Món Mont y yo nos fuimos a ver Bohemian Rhapsody, la película que muchos han confundido con un biopic del difunto Freddie Mercury, líder de la legendaria banda de rock Queen. Quizás uno de los fallos de Bohemian Rhapsody ha sido, precisamente, venderse como ese biopic del legendario icono de la música popular, frontman de una de las mejores y más populares bandas de la historia, Queen, cuando en realidad, tal y como describe IMDB, se trata más bien de la historia del proceso creativo detrás de una de las más grandes creaciones de la música moderna — que es, además, la que da nombre a la película: Bohemian Rhapsody.

Mucho y muy ampliamente se han criticado las luces y las sombras de la película en relación al retrato que en ella se hace de Freddie Mercury, cuando la cinta en realidad representa más bien de un retrato costumbrista de los integrantes de la banda británica a lo largo de sus primeros 15 años de vida. No. Sin duda, los flagrantes fallos de Bohemian Rhapsody son otros.

Uno de los enormes errores de Bohemian Rhapsody no es el casting

Algo que para nada supone un fallo es la elección del reparto. Después del descarte de Sacha Baron Cohen y de Ben Whishaw (2010 y 2013 respectivamente) como intérpretes principales de la película, la opción de Rami Malek se antojaba absolutamente necesaria: la ascendencia egipcia del protagonista de la excelsa Mr. Robot lo hacía perfecto para encarnar a Freddie Mercury, de ascendencia parsi.

El descarte de Baron Cohen y de Fletcher se produjo por diferencias creativas entre dichos actores y el resto de miembros de la banda, especialmente con Brian May y Roger Taylor, quienes querían que la película fuese todavía más sobre Queen de lo que sus espectadores se darán cuenta de que ya de por sí es. May y Taylor querían que la muerte de Mercury aconteciese a mediados del filme para poder, en su segunda mitad, continuar narrando acera de la marca de la ya hoy convertida en franquicia Queen — que ha llegado a extender sus tentáculos, por ejemplo, tanto al mundo digital como al mundo teatral. Y, de hecho, fue por esas diferencias que la película ha tardado 8 años en producirse, rodarse y estrenarse. 

La banda sonora de Bohemian Rhapsody

Compra en Amazon la banda sonora de Bohemian Rhapsody, la mejor película del año.

Bohemian Rhapsody es una celebración de Queen, su música y su extraordinario cantante Freddie Mercury.

Desafiando los estereotipos y rompiendo las convenciones, Freddie se convirtió en uno de los artistas más queridos del planeta. La película rastrea el ascenso meteórico de la banda con sus canciones icónicas y su sonido revolucionario hasta el Live Aid de 1985, convirtiéndose en una de las mejores actuaciones en la historia de la música rock.

El reparto de Bohemian Rhapsody

La elección de Rami Malek como Freddie Mercury ha sido sin lugar a dudas, la mejor que se podría haber hecho. Hasta tal punto que la crítica ya le adjudicado el Oscar para el que todavía ni siquiera ha sido nominado. Pero el acierto en la elección del reparto no acaba ahí. El resto de actores que integra el resto de integrantes de la banda es francamente perfecto.

Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Mazzello encarnando a May, Taylor y a John Deacon, bajista de la banda, respectivamente, es simplemente perfecto, hasta un punto en el que el film a veces te hace plantearte si no se trata de una suerte de reality show el que estás viendo previo paso por una máquina del tiempo.

Además, Aidan GillenLittle Finger!) como John Reid, el genialísimo Mike Myers como Ray Foster, Aaron McCusker como Jim Hutton — última pareja conocida de Freddie Mercury — Allen Leech como el abominable y pernicioso Paul Prenter — causante, de acuerdo al film, de la mayoría de problemas que enfrentó la banda durante los años inmediatamente anteriores a su mítica actuación en el Live Aid de 1985 — además del espléndido Tom Hollander como Jim Miami Beach te sumergen en una trama que, por otra parte, ha sido otro de los elementos de la película que más ampollas ha sabido levantar. 

Pero no, desde luego que el reparto no ha sido uno de los fallos de Bohemian Rhapsody, sino más probablemente uno de sus grandes aciertos.

¿Es la trama una de las terribles equivocaciones de Bohemian Rhapsody?

Mucho se ha criticado también a la trama — y al desarrollo de ésta — como uno de los grandes fallos de Bohemian Rhapsody. El hecho de que la película haya sido enfocada a un público mayor de 13 años en Estados Unidos — con todas las restricciones que ello impone — ha sido duramente criticado, ya que la vida desenfrenada de gustos (podríamos decir) extravagantes de Mercury no es algo que se muestre en pantalla sino a través de la sobriedad y de la sutileza de la narrativa del filme.

Además, dicha sutileza y sobriedad creo que refuerzan la idea de que la película fue escrita sobre la base de las andanzas de Queen y no como biopic de Freddie Mercury. Sí, por supuesto, hay mucho Freddie Mercury en la película como hay mucho Freddie Mercury en Queen. El logo de Queen es de Freddie Mercury. Los mayor parte de los éxitos más monumentales — incluyendo Bohemian Rhapsody — de Queen son suyos. Suyo era principalmente el escenario cuando Queen actuaba y suyo fue el adiós más digno de los dos, pues al menos no se aferró a la agonía de su pérdida en uno de los más larguísimos adioses de la historia del rock’n’roll: el que Brian May ha tratado de darle a Queen desde la muerte de Freddie Mercury el 24 de noviembre de 1991.

La narrativa tampoco es uno de los fallos de Bohemian Rhapsody

Así, Bohemian Rhapsody consigue, con los planos justos y las secuencias justas, describir al detalle lo que de todos modos las facetas más extravagantes y libertinas del cantante y compositor. Facetas que el que sí se ha preocupado de conocer sobre la vida y obra — pero sobre todo sobre la vida — de Freddie Mercury entienden que son facetas completamente supeditadas al núcleo central de la película — cómo se formó la banda, cómo conoció ésta a managers y productores, cómo cocinaban sus creaciones y cómo pelearon la pureza y la autenticidad de éstas delante de los ellos.

En lugar de centrarse en las omisiones de aquello en lo que ellos consideran que debería haberse centrado la película — la descripción cinematográfica los  excesos de la vida de Freddie Mercury — deberían haberse centrado en omisiones de momentos cruciales en la historia de la banda — ¡y de la historia del rock’n’roll! — de la banda como el vivido cuando David Bowie fue a visitar a Queen estando ambos en Alemania y en una cena, un vino y una noche nació esto:

Así que no creo que, para nada, la narrativa sea tampoco uno de los fallos de Bohemian Rhapsody.

Llegamos a las equivocaciones de Bohemian Rhapsody

Así que, por fin, estemos quizás ante el primero de los monumentales fallos fallos de Bohemian Rhapsody: no haberlo incluido todo. ¡Pero es que estamos hablando de una de las bandas de rock’n’roll más grandes de la historia! Toda su historia no puede se encasillada en un film, eso está claro.

Otra de los fallos de Bohemian Rhapsody, mirado desde ese punto de vista, es que, a través de la sutileza y la sobriedad de su narración y de haberse centrado en lo que verdaderamente es importante — la música — y haber desechado lo que no lo es — el sensacionalismo al respecto de cómo vivir Freddie Mercury su vida — es que permitió a padres y a hijos acudir al cine juntos. Los padres a disfrutar de la música de unos grandes de su época y a los niños a descubrir una de las mejores banda de la historia, creadora de una música que — al margen de cómo su creador viviera la vida — sonaba así:

Y no así:

Contra juicios de valor subjetivo no se puede ganar

Y mira que sé que me meto en los campos de la estética con esto y que la estética es muy subjetiva y que no me debería meter aquí, pero no faltará el letrado o la letrada que diga: «¡Pues el reggaeton es mejor!».

Aún así, en cualquier caso, de los pocos hijos que he pensado en traer al mundo, preferiría que se criaran escuchando We Will Rock You, We’re The Champions o Who Wants To Live Forever que estos «grandes» temas de reggaeton.

 

Dana Kovacs

Redactora, Andariega Magazine

Entonces, ¿cuáles son los flagrantes fallos de Bohemian Rhapsody?

[¡¡¡ATENCIÓN!!! (Mini)spoilers de Bohemian Rhapsody]

Pues la los fallos de Bohemian Rhapsody, en realidad y al parecer, son muchos… pero eso ya estaba escrito. Así, en lugar de centrarme en cuáles era el tipo de dientes de Freddie Mercury, si Freddie conocía o no al vocalista de Smile o dónde y cuándo se enamoró de Jim Hutton, voy  centrarme en el fallo principal de Bohemian Rhapsody.

El principal fallo de la cinta, sin lugar a dudas, es que se acaba. Y cuando llega el final de Bohemian Rhapsody una ya lleva una hora llorando a moco tendido y acaba saliendo de la sala de cine con el corazón encogido, las mejillas llenas de lágrimas y una sensación de vacío al caer en la consideración de que quizás nunca más ya existan genios artísticos de la talla de los de Mercury y los suyos — May, Taylor o Deacon — ni leyendas de la talla de Queen.

Si no has visto todavía Bohemian Rhapsody con Rami Malek en la piel de Freddie Mercury, no sabes lo que te estás perdiendo. Déjame darte un consejo de Andariega a Andariega: compra una funda enorme de pañuelos de papel, una funda enorme de canguil y adéntrate en la narrativa de una de las más grandes películas de lo que lleva acontecido del siglo XXI. Te darán ganas de volver en esa misma cápsula del tiempo que es la película a un siglo — y a unas décadas de ese siglo — en las que aquel dicho de «todo tiempo pasado fue mejor» toma la consistencia del cuerpo de Freddie Mercury, de la fragancia de los riffs guitarreros de Brian May, del entusiasmo de los ritmos de Roger Taylor y de los licks pegadizos de John Deacon.

Déjate llevar por la grandeza de Queen en esta obra maestra del cine actual.

¡Corre a los cines!

Dana Kovacs

Redactora, Andariega Magazine

«Sharp Objects»: mujeres oscuras

«Sharp Objects», una de esas producciones de HBO que quitan el hipo, dirigida por Jean-Marc Vallee; una mirada profunda a la oscuridad femenina.

«The Handmaid’s Tale»: la mujer en la ficción distópica

En «The Handmaid’s Tale» la mujer toma el rol protagonista en este universo de ficción distópica basada en «El Cuento de la Criada», de Margaret Atwood.

Game of Thrones: confirmado su primer «spin-off»

El primer spin-off de Game of Thrones ya es una realidad HBO a dado luz verde al rodaje del episodio piloto del primer...

Anatomía de Grey

Anatomía de Grey La serie con la que todos los espectadores se han vuelto no solo expertos, sino ¡amantes de la cirugía! Donde...

El invierno viene y… ¿Aún no has visto juego de tronos?

¿Andariega eres uno de los pocos seres humanos de este mundo que aún no ha visto juego de tronos? Este post es para ti,...

La temporada final de Juego de Tronos

A sólo 3 días del comienzo de la temporada final de Juego de Tronos y las teorías siguen creciendo; los «teasers» sólo nos hacen especular.

Distopías femeninas: historias futuristas de mujer a mujer

Las distopías femeninas protagonizadas por heroínas se han catapultado al cine creando una nueva perspectiva femenina al respecto. ¡Conócela!

10 signos que te haran saber que te convertiste en «NETFLIADICTA»

Si eres de los que hasta hace unos meses tenía una tranquila y monótona vida esperando que se estrenaran los capítulos de tus...