El proyecto de mi vida, de Megan Maxwell

«El proyecto de mi vida», de Megan Maxwell, es un libro que te hará reír, rabiar, llorar, emocionar y enamorar de principio a fin.

El proyecto de mi vida: la reseña

Branon Sivon, dueño del prestigioso bufete de abogados Sivon-Cardigan de Nueva York, adora a su hija, Sharon, a quien ha ido preparando desde pequeña para que se haga cargo del negocio familiar cuando él falte. Sin embargo, Branon fallece inesperadamente y Sharon, lejos de sentirse capaz de tomar las riendas del bufete, debe afrontar otro duro revés cuando encuentra una antigua foto suya junto a una niña que se le parece mucho.

Todas sus sospechas quedan resueltas cuando descubre una caja con un diario y los recibos bancarios de unos ingresos que su padre había estado haciendo a una entidad desde la misma fecha en la que ella nació. De este modo averigua que ella es adoptada y que la otra niña es su hermana.

El proyecto de mi vida: la reseña Andariega

Esta nueva historia de Megan Maxwell se divide en dos historias. La primera cuenta la historia de desamor de un hombre, Branon Sivon,  para quien el proyecto de su vida es ser padre, lo cual consigue, pero producto de ello debe tomar una difícil decisión que le perseguirá hasta el día de su muerte.

La segunda historia muestra a Sharon, hija de Branon Sivon, quien tuvo una infancia difícil a lado de una madre que no la quería, pero que por suerte tiene un padre que la adora y que se ha encargado de que conozca el concepto de lo que es tener una familia y el amor que deben prodigarse.

Lamentablemente, su Padre muere sin contarle su mayor secreto. Descubrir este secreto llevará a Sharon por una marejada de sentimientos en la que descubrirá que la familia es lo que más importa y, de paso, encontrará el amor. Este gran descubrimiento para Sharon se convertirá en «El proyecto de mi vida».

El proyecto de mi vida: opinión Andariega

Este libro, como todos los de Megan Maxwell, tiene una narrativa que engancha; una vez lo empiezas no puedes parar. Debo admitir que la decisión de Branon en un inicio me sacó de mis casillas, pues no puedo entender como es posible que un hombre se deje llevar por la estupidez de una mujer como Adela Cardigan, quien vive de las apariencias.

Pero luego te das cuenta que esa estúpida decisión es la que hace que la historia tome el curso que toma y lo que hace que Sharon encuentre el proyecto de su vida. ¿Pudo haber sido una historia distinta? Sí, pero entonces no sería un exquisito libro de Megan Maxwell.

El proyecto de mi vida: el mensaje

Este libro te deja un mensaje enorme sobre la familia, el amor fraterno, el amor de padres a hijos. Que la familia no importa cómo se formara, es familia y siempre estará a tu lado cuando la necesites. También te muestra que a veces hay progenitores que se «ganan el puesto» sólo por engendrarte, ya que luego «su trabajo» es el peor del mundo. También muestra que no siempre las mujeres son las que lo hacen bien, que en el trabajo de ser padres también hay hombres que se dejan la piel por sus hijos.

Además, te muestra que hay amistades que llegan a tu vida para quedarse y convertirse en tu familia y cuidar de ti. Que también debes saber a qué personas dejar entrar a tu vida, porque así como pueden ser una bendición pueden llegar a ser tu total destrucción; por eso debes ir por la vida con los ojos bien abiertos al momento de escoger amigos y pareja.  Que el tener mucho dinero ayuda pero que no es todo lo que se necesita para ser feliz. Y, por ultimo, te muestra cómo vivir de las apariencias puede darte cualquier cosa menos felicidad.