El cambio de imagen del Banco Pichincha, ¡explicado!

El cambio de imagen del Banco Pichincha ha sido finalmente explicado por su presidente, Antonio Acosta, quien nos ha dejado todas estas reflexiones al respecto. Estrategia de re-branding o simple refrescamiento de identidad visual? ¡Aquí traemos todas las claves!

¡El Banco Pichincha cambió su imagen!

Supongo que te has enterado. Si no lo has hecho, es porque probablemente no vivas en Ecuador. Pero si vives en Ecuador, deberías haber advertido, de un modo u otro, de que el Banco Pichincha ha cambiado su imagen. Se ha hablado de estrategia de re-branding así como de un simple refrescamiento de su identidad visual. Pero también ha habido, sobre todo, muchas voces que se han quejado del cambio de imagen del banco con más usuarios de Ecuador en tanto se quejaban — más probablemente sin fundamento alguno —  de que este cambio era un cambio aleatorio e injustificado que no estaba secundado por una mejora en el servicio.

La ecuación, para todas esas voces críticas, parecía ser la siguiente:

Cambio de imagen = mejora de servicio obligatoria.

¿Por qué tanta crítica encarnizada?

Lo cual, sin necesidad de ser matemático, resulta — al menos a los ojos de esta andariega — una ABSOLUTA Y SOBERANA ESTUPIDEZ. Entre otras cosas porque dicha ecuación estaría asumiendo muchas cosas que, precisamente en ciencias y mucho más en ciencias exactas (las matemáticas de toda la vida de Dios, vaya), es algo que no se puede hacer. El movimiento se demuestra andando (¡eso es ciencia!) y, entonces, cabría demostrar por qué un cambio de logotipo tiene que llevar consecuentemente adscrito un cambio — a mejor, claro está, que no creo que ninguna compañía quiera empeorar la atención que presta a sus usuarios — en el servicio. O a lo mejor es que hay alguna ley (en las matemáticas o en el marketing) que esta humilde redactora no alcanza a ver. ¿Alguna idea al respecto? Voy a asumir que no…

Las respuestas de Antonio Acosta, presidente del Banco Pichincha

Así que bueno, sea como fuere, entre tanta voz de tanto «juez letrado», elevadas con el único propósito de hacer CRÍTICA GRATUITA — esto es, por hacer sangre, que ninguna de esas voces críticas lo están siendo, PARA NADA, de naturaleza constructiva, que son las únicas críticas que en realidad tienen sentido — al nuevo cambio de imagen del Banco Pichincha, Antonio Acosta, presidente del banco, salió al paso de tanto comentario para explicar cómo en el Banco Pichincha «somos coscientes de que hay nuevas formas de ver el mundo y por eso aprovechamos esta oportunidad para iniciar un proceso de modernización». El presidente habló del cambio de imagen como «parte de las soluciones innovadoras que se irán presentando en los próximos meses».

De hecho, como ya advertíamos en nuestro anterior artículo al respecto del cambio de imagen del Banco Pichincha, éste fue presentado junto al hashtag de campaña #nosestamostransformando que, como ya advertíamos entonces, presenta en su forma verbal un presente continuo que implica, ante todo, una acción que no ha sido finalizada. De otro modo, con máxima probabilidad, dicho hashtag diría algo así como #noshemostransformado.

Así que, en lugar de hacer tanta sangre sólo por el morbo que provoca poder hacerla con la impunidad que nos da el distanciamiento — e incluso el anonimato — en redes, podríamos relajarnos un poquito, ser más humanos y comprensivos y ver cuáles de esas «soluciones innovadoras que se irán presentando en los próximos meses» — tal y como señalo Acosta — marida, de una forma u otra, con el cambio de imagen del Banco Pichincha.

Los insights detrás del cambio de imagen del Banco Pichincha

Mientras tanto, en Instagram, el usuario @insights_la nos permitía ver algunos de los insights que, según ellos, han guiado a sus creadores en el desarrollo de este cambio de imagen del Banco Pichincha:

Insights.la ha conversado en exclusiva con Jorge Chamorro, gerente de Imagen y Comunicación del Banco Pichinchaque nos cuenta más sobre este cambio.

La lección de Dana

Diferencia entre estrategia de marca y refrescamiento visual

Una marca es el corazón del negocio al que representa. Si este corazón deja de latir, por obvio la empresa se va a morir. Por otro lado, si los cambios que se hacen son superficiales, los resultados a esperar no podrán ser más que también superficiales.

Estrategia de marca

Plan a largo plazo para el desarrollo de una marca sólida con el fin de alcanzar objetivos específicos.

Refrescamiento de identidad visual

Es normal que las marcas necesiten rediseñar su identidad de vez en cuando. Esto sucede cuando un negocio crece demasiado o pasan muchos años desde que nació su identidad; es lógico que quieran hacer ajustes para poder crecer y mantenerse en el mercado. Proceso de innovación de adaptación a las nuevas modas y tendencias — tanto a nivel diseño como a nivel mercado.

Más sobre las diferencias aquí.

Más pistas en la estrategia tras el cambio de imagen del Banco Pichincha

Acosta añadió: «Este cambio reafirma nuestro compromiso de servicio con las actuales y futuras generaciones y el aporte de la experiencia a un segmento joven de nuevos clientes».

Esta nueva imagen, afirmó el presidente del banco, busca integrar la presencia del banco en diferentes países como lo son Ecuador, Colombia, Perú, España y EE.UU., consolidando todo el grupo bancario bajo una misma identidad.

También, para llamar la atención acerca de cambio de imagen del Banco Pichincha, éste no hizo ningún anuncio previo al respecto. Desde luego que consiguió lo esperado: publicidad gratuita gracias al revuelo que se organizó — en redes pero también en la vida real —, así que otro punto para el equipo de marketing detrás del cambio de imagen del Banco Pichincha.

Por último, Antonio Acosta aseguró que el Banco Pichincha no está en venta. «Somos y seremos un banco ecuatoriano al servicio de las personas dentro y fuera del país; pero, como ya está dicho, el compromiso de los tradicionales accionistas, directores y funcionarios, incluye un proceso de transformación que incorpora nuevas soluciones y productos en beneficio de los clientes actuales y futuros».

.- vía El Comercio.

.- DK