País de la Canela

Ecuador, el País de la Canela

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

Ecuador, el País de la Canela

Cuenta la leyenda que en el País de la Canela, el arte y la cultura se perdieron entre el asfalto, los pitos y las voces. El País de la Canela, nuestro país, Ecuador, es tan diverso como nadie jamás imaginarse hubiera podido. Y en este país, en el País de la Canela, la oportunidad de expresar, de sentir de ser y poder se multiplican a cada paso que se da.

Ecuador es una nación multiétnica y pluricultural. Su población sobrepasa los 16 millones de habitantes. El arte y la cultura popular de Ecuador poseen una larguísima tradición. No cabe olvidarse de que Quito, Luz de América, fue un importante centro artístico durante la colonia.

Al año en curso se han creado varias entidades o núcleos para fomentar y dar un espacio a los artistas, tanto urbanos como integrantes de conglomerados formales; lastimosamente, la dirección de éstos implica tanto papeleo que con él se produce la interrupción de las actividades artísticas en sí mismas.

La organización de cada grupo o conglomerado ayuda a que los diferentes artistas salgan a la luz y den a conocer sus diferentes cualidades.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

Las artes en el País de la Canela

La música del País de la Canela

La música folclórica ecuatoriana es muy variada e incluye, como ritmos puramente andinos, el yumbo, el sanjuanito y el pasillo. El interés por el folclor nacional en las regiones urbanas ha impulsado la creación de compañías de danza folclórica en varias ciudades. La música contemporánea — también llamada «de la Nueva Era» — reúne a un sin número de adeptos, ya sean bandas o solistas en diferentes propuestas como el rock o el funk, que por falta de recursos limitan sus presentaciones, vídeos, etc. Así, la creación de espacios gratuitos paliará en cierta manera parte de los requerimientos de estos artistas.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

La pintura en el País de la Canela

Probablemente la figura más representativa del arte moderno ecuatoriano es el pintor Oswaldo Guayasamín. Su obra ha recibido atención a nivel internacional debido al tratamiento de la problemática social del país. En las escuelas de arte tememos nuevas promesas, jóvenes talentos que necesitan el impulso necesario para continuar con sus sueños. La formación de estos  futuros expositores depende de la gran habilidad que tengan los maestros para transmitirles sensaciones e impulsar  a sus alumnos no sólo a descubrir el mundo a su alrededor sino el que llevan dentro, sus respectivos universos interiores, el que lleva cada uno en su mente y en su alma, pues así es como el arte se crea, se respira y se vive.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_image _builder_version=”3.17.2″ src=”https://andariegamagazine.com/wp-content/uploads/2018/10/Oswaldo-Guayasamín-País-de-la-Canela.jpg” align=”center” force_fullwidth=”on” /][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

La literatura en el País de la Canela

La novela indigenista de Jorge Icaza también ha atraído reconocimiento internacional para la literatura ecuatorianaEn años más recientes muchos novelistas notables han sido originarios de la costa. Los más conocidos son Luis Martínez, Demetrio Aguilera MaltaJoaquín Gallegos Lara, Enrique Gil Gilbert, Alfredo Pareja Diezcanseco y José de la Cuadra. La ciudad de Cuenca es famosa por sus poetas, que incluyen, entre otros, a Jorge Carrera Andrade y César Dávila Andrade.

Así, un sinnúmero de novelistas se dan encuentro en el País de la Canela. Novelistas que, después de mucho esfuerzo, han logrado estar presentes en la literatura ecuatoriana; la que podemos llamar la «escuela de las nuevas letras», de cuyos esfuerzos muy pocos acaban viendo la luz de una impresión o, aun menos, la venta de sus textos.

He aquí cuando nos ponemos a imaginar por qué. Por qué, en un país que tiene un semillero tan amplio en tan diferentes ámbitos, no se consumen el arte y la cultura oriundos de aquí, por qué preferimos pagar por artistas internacionales a pagar por nuestro propio producto artístico nacional. Y las respuestas, amigas mías, quizás me las podáis dar vosotras mismas. — AS / DK.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

related

¿La solidaridad femenina existe?

¿Esiste la solidaridad femenina? Eso mismo se pregunta Mª Isabel Cisneros en este artículo de Andariega Magazine. ¡Conoce la respuesta!

María Isabel Cisneros

Independencia femenina: la meta

Con los años, como persona y mujer que soy, he aprendido de muchos de los errores que he cometido y de las experiencias que he vivido.

Editor’s Pick

Most Comment

Trending

Sobre la autora

Azul Sandoval

Azul Sandoval

Soñadora, poeta, loca, enamorada de un alma vaga en medio de la oscuridad, fotógrafa innata a la que le gusta captar el instante preciso entre el ser y estar.

Get The Latest

Photos

subscribe to our newsletter

i expressly agree to receive the newsletter and know that i can easily unsubscribe at any time