coqueta2

Coqueta

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”1_4″][/et_pb_column][et_pb_column type=”3_4″][et_pb_blurb admin_label=”Anuncio” url_new_window=”off” use_icon=”off” icon_color=”#e67b2c” use_circle=”off” circle_color=”#e67b2c” use_circle_border=”off” circle_border_color=”#e67b2c” icon_placement=”top” animation=”top” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_icon_font_size=”off” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Debemos admitir que a todas las mujeres nos gusta la idea de reflejar seguridad, alegría, elegancia y belleza para que, cuando cualquier persona nos vea, sólo pueda ver una mujer llena de vida con una buena autoestima.

[/et_pb_blurb][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row admin_label=”Fila”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”justified” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

«¿Somos todas la mujeres coquetas por naturaleza?»

A veces mis pensamientos ruedan a temas inimaginables sólo por cosas que veo o leo. Y a veces — como en esta ocasión — gracias a una conversación o a la pregunta de alguien.

Hace unos días, una de mis primas me escribe sin más.

Dudas existenciales: «¿te consideras coqueta?».

Entonces mi mente creativa enseguida vuela sin parar con muchas dudas cómo: «¿Soy coqueta? ¿Cuándo se considera coqueta una mujer? ¿Es malo ser coqueta? ¿Es innato o algo que de aprende a manejar a conciencia? ¿Ser coqueta te hace un putón?

Así que para liberar a mi querida prima de su duda existencial escribo esto.

Empecemos por saber la definición de la palabra coqueta según el DRAE:

«coqueto, -ta

adjetivo/nombre masculino y femenino

Que es presumido, esmerado en su arreglo personal y en todo cuanto pueda hacerlo parecer atractivo.

En mi opinión, ser coqueta es sentirte bien contigo misma, tener una sana — ni muy alta ni muy baja — autoestima; una que te permita estar orgullosa de tu belleza femenina y que demuestres con tu vestir, tus actitudes y expresiones con cierto toque de incitación sensual — sin ser explicita — que te hagan ser el centro de atención de alguna o de varias personas y no esté siempre relacionado con la idea de conquistar a un hombre.

Debemos admitir que a todas las mujeres nos gusta la idea de reflejar seguridad, alegría, elegancia y belleza para que, cuando cualquier persona nos vea, sólo pueda ver una mujer llena de vida con una buena autoestima.

Lo que me lleva a reflexionar una de mis preguntas: «¿Es malo ser coqueta?».

Pues no, no tiene nada de malo ser coqueta, siempre que tu coquetería sea manejada con el toque justo de elegancia, sensualidad y seguridad. Por que sino pueden llegar a verte como una chica fácil… ¿Dónde está esa fina línea que te pasa de coqueta a fácil? Esta en la seguridad con la que manejes tu comunicación y actitudes hacia las personas hacia las que te muestras coqueta. Siempre debes estar segura de ti misma y de tus pensamientos. Confía en ti y en tus instintos; déjate llevar y verás cómo el ser coqueta te será natural. Y, bueno, de todos modos esa línea siempre va a estar en la estar en la cabeza de las personas, en cómo reciban tu actitud, en cómo vean ellos el mundo… No cuentes con que moralistas cerrados de mente lo vean bien, por ejemplo. En estos casos es cuando necesitas más de esa seguridad en ti misma.

Lo malo: que nuestra sociedad machista tiende a malinterpretar a una mujer coqueta definiéndola como una mujer fácil, lo que no es así — o no tiene que serlo obligatoriamente. No dejes que eso te detenga. No dejes de ser una mujer hermosamente abierta y segura.

Lo que también me dice que la coquetería — que puede ser natural en algunos casos — es algo que puedes manejar. Si te lo propones puedes serlo, y en la justa medida para mostrarte como mujer segura o simplemente conquistar al hombre que te gusta. Lo que es cierto es que el coqueto no es inconciente, puede ser más o menos innato pero no inconsciente. Pues todas sabemos cuándo nos sentimos con la necesidad de mostrarnos más y mejor ante el mundo.

Creo que todas las mujeres deberíamos ser coquetas pero, sobre todo, para nosotras mismas. Eso nos dará toda la seguridad que necesitamos para derrochar elegancia y sensualidad.

Y recuerda que la coquetería es cuestión de actitud.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

related

¿La solidaridad femenina existe?

¿Esiste la solidaridad femenina? Eso mismo se pregunta Mª Isabel Cisneros en este artículo de Andariega Magazine. ¡Conoce la respuesta!

María Isabel Cisneros

Independencia femenina: la meta

Con los años, como persona y mujer que soy, he aprendido de muchos de los errores que he cometido y de las experiencias que he vivido.

Editor’s Pick

Most Comment

Trending

Sobre la autora

Món Mont

Món Mont

Guayaca apasionada de los viajes, capaz de encontrar la posibilidad de perderme en ruta, ya sea realmente viajando por inescrutables caminos o con la más completa inmersión en uno de los muchos libros con los que alimento la llama eterna de mi creatividad y que me han convertido en una lectora que escribe. Filántropa irremediable, lo único que prefiero a una buena conversación, es una buena conversación en una mesa en la que, además, se siente la mejor gastronomía.

Get The Latest

Photos

subscribe to our newsletter

i expressly agree to receive the newsletter and know that i can easily unsubscribe at any time