La Autopsia de Jane Doe

Una cita en Halloween: «La Autopsia de Jane Doe»

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Introducción” _builder_version=”3.17.2″]

Una cita con La Autopsia de Jane Doe para Halloween

Hay muchísimas cosas que hacer en Halloween. Puedes ir a celebraciones, fiestas o juergas, puedes quedarte en plan tranquilo y disfrutar un maratón de pelis, o puedes… tener una cita con La Autopsia de Jane Doe. Una buena cita para Halloween, sin duda… pero no sería romántica, sino más bien de horror.

Una morgue en el sótano de una casa, un misterioso cadáver sin identificar y una autopsia que debe hacerse as soon as possible. Suena muy «halloweenesco», ¿no? Pues es lo que te ofrece el director noruego André Øvredal en su película The Autopsy of Jane Doe (La Autopsia de Jane Doe).

La intención del director fue crear una película usando el terror clásico: un ente malévolo, protagonistas indefensos y un espacio cerrado. El resultado es una historia que inicia cuando un médico forense (Brian Cox) y su hijo (Emile Hirsch) reciben el encargo de hacer la autopsia de un cadáver desconocido (Olwen Kelly). Esta Jane Doe — así es como se denominan los cuerpos sin identificar — encierra muchos misterios tenebrosos. Y los forenses tienen la mala suerte de ser testigos cercanos cuando estos se revelan.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

El trasfondo de La Autopsia de Jane Doe

La Autopsia de Jane Doe no es una obra reciente. Fue estrenada en el 2016, en el Toronto International Film Festival. Pero es una historia que no pierde vigencia y te asusta hasta el quinto o sexto visionado. El director, André Øvredal, es además productor y guionista. Este director se especializa en cine de terror y es conocido por su película del 2010, Troll Hunter.

The Autopsy of Jane Doe es la primera película en habla inglesa de André Øvredal. El director tiene un enorme mérito al crear una película de esta calidad, porque trabajar en una historia ajena a tu lengua natal es un gran reto. Hay que reconocer que André Øvredal hizo un excelente trabajo en la dirección de actores, a pesar de las limitaciones lingüísticas.

El rol del forense (Brian Cox) inicialmente era de Martin Sheen, pero éste se retiró dejándole el paso abierto a Cox — quien, por cierto, hizo un excelente trabajo asumiendo el personaje. Pero, según el mismo director, el trabajo más rudo fue el de Olwen Kelly, quien interpreta a Jane Doe.

Ciertamente, podría, a simple vista, parece ser el rol más aparentemente sencillo: sólo estar acostada desnuda y fingir que no mueres de frío. Incluso, antes de ver la película, yo misma pensaba que un maniquí podía interpretar ese rol. Pero no podía estar más equivocada, porque resulta que Jane Doe no es un simple cadáver. Kelly interpretó a un personaje con toda su complejidad y, al igual que el resto del reparto, debió trabajar para lograr una empatía con el espectador. Si consideras esto y las obvias limitaciones actorales de su rol, entender porqué su trabajo fue el más duro resulta de lo más sencillo.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_image _builder_version=”3.17.2″ src=”https://andariegamagazine.com/wp-content/uploads/2018/10/La-Autopsia-de-Jane-Doe-fotograma.jpg” align=”center” force_fullwidth=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

Un buen susto es un buen gusto

The Autopsy of Jane Doe es una pieza de terror clásico ambientada en una era moderna. Clásico al punto de que el mismo villano es traído de siglos atrás. Pero no diré más para no delatar. Y esto no es una coincidencia, más bien era la intención explícita del director.

André Øvredal logró la mezcla adecuada de sangre y suspenso, dándonos exactamente lo que queremos aún antes de que sepamos que lo queremos. Violencia sin ser gore, suspenso que no deja de ser acción, sustos de verdad sin mayores efectos visuales.

La historia se va hilando con delicadeza, sencillez y sin buscar giros de trama. Desde la entrada en escena del cadáver hasta que éste ya ha desvelado lo que oculta, todos los personajes evolucionan y cambian. Y el espectador con ellos. Nadie se salva de la maldición de esta Jane Doe.

Las actuaciones completan un círculo de buenas decisiones. Brian Cox construye un personaje complejo y con un pasado tormentoso. Una excelente interpretación complementada por Emile Hirsch. Pero es Olwen Kelly con su quietísima interpretación la que se roba el show. Ese rostro inexpresivo que de alguna forma dice tantísimo es el secreto maestro de la película.

[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][et_pb_text _builder_version=”3.17.2″]

La Autopsia de Jane Doe: la cita para Halloween

El ritmo de narración es ligero y muy nórdico, ajeno al que estamos acostumbrados en el terror. Este ritmo es el que va subiendo las tensiones progresivamente hasta el punto del estallido.  No gratuitamente esta película se ganó el respeto de la crítica, que la considera un regreso a las tradiciones con buenas actualizaciones. Hasta Stephen King la considera que excelente. Y si el maestro del terror lo dice…

Sugestiva, creepy, aterradora, pesimista… y para helar la sangre. Si el romance es lo tuyo, quizá esta no sea la cita (ni la cinta) que buscas. Pero si te animas a horrorizarte, aprovecha este Halloween para conocer esta Jane Doe. La última que conocerás… Disfruta de La Autopsia de Jane Doe y cuéntanos tus opiniones. — AC / DK.

[/et_pb_text][et_pb_video _builder_version=”3.17.2″ src=”https://www.youtube.com/watch?v=mtTAhXuiRTc” /][et_pb_code _builder_version=”3.17.2″]<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script><!– [et_pb_line_break_holder] –><ins class=”adsbygoogle”<!– [et_pb_line_break_holder] –> style=”display:block; text-align:center;”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-layout=”in-article”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-format=”fluid”<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-client=”ca-pub-5126055126804485″<!– [et_pb_line_break_holder] –> data-ad-slot=”9313612691″></ins><!– [et_pb_line_break_holder] –><script><!– [et_pb_line_break_holder] –> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});<!– [et_pb_line_break_holder] –></script>[/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

related

Editor’s Pick

Most Comment

Trending

Sobre la autora

Adri Canelón

Adri Canelón

En las biografías se deben colocar cosas realmente importantes, así que aquí voy: prefiero el helado de chocolate, siempre. Entiendo el cine como una de forma asumir la vida. No podría elegir entre perros y gatos. Soy Team pizza hawaiana. Mi mantra es «el mar lo cura todo». Y tengo somniloquía. Aparte de eso vale decir que soy venezolana, costeña y escritora.

Get The Latest

Photos

subscribe to our newsletter

i expressly agree to receive the newsletter and know that i can easily unsubscribe at any time