Si eres de los que hasta hace unos meses tenía una tranquila y monótona vida esperando que se estrenaran los capítulos de tus series favoritas una vez por semana… Y ahora te has enganchado hasta el punto de perder la vista… Eras feliz durmiendo bien por las noches sin que nada tentara tu mente… Pero, de pronto, un buen día un amigo te habló de Netflix y y te llamó la atención y decidiste pagar la suscripción… Pues bien, debes saber que ese fue el primer paso para convertirte en una NETFLIADICTA.

¿Quieres saber si ya eres un NETFLIADICTA?

Revisa los siguientes signos:

1.- Has hecho de NETFLIX la página de inicio de tu navegador y, por supuesto, no tienes que ingresar la contraseña para comenzar a ver tus series favoritas.

2.- Tu mejor momento del día es cuando llegas a casa y decides revisar la cartelera.

3.- Tu lista de «favoritos» es más larga que la cartelera del inicio.

4.- Antes de empezar una serie te cercioras de que tenga más de dos temporadas.

5.- Empiezas una serie diciendo «Voy ver un capitulo a ver qué tal es» y diez capítulos después — a las 5 de la mañana — te das cuenta de que en una hora debes despertar. Es cuando te dices a ti misma: «bueno, ya no dormí… Me veo otro capitulo… ¡Y a trabajar!

6.- Te cabreas mucho cuando te das cuenta — cuatro temporadas después — de que tu serie «favorita del momento» no ha llegado aún a su final, sino que más bien está de los más interesante y ya no sabes que hacer con tu vida…

7.- Te emociona recibir los boletines de noticias de NETFLIX donde te anuncian el inicio de nuevas temporadas de tus series favoritas.

8.- Cuando llega el capitulo final de una serie lloras a mares porque no sabes qué harás con tu vida tras él. Así que buscas una serie que reemplace ésa que tanto te ha gustado. Así empiezas tu búsqueda casi sin ganas… y cuatro horas después ya estas enganchada con una nueva serie.

9.- Cada fin de mes, al hacer la evaluación de tu finanzas domésticas, NETFLIX aparece en la sección de servicios básicos.

10.- Cada fin de semana tus amigos llaman para salir… pero tú te escaqueas para poder seguir viendo tus series favoritas.


¿Cuántos signos tienes tú? ¿Eres ya un NETFLIADICTA?
Cuéntanos tu historia y si crees que hay más signos para detectar a un NETFLIADICTA, dinos cuáles son.